domingo, 10 de diciembre de 2017

The Living Death III o El regreso del regreso del regreso de la procastinación

¡Saludos amables lectores! estamos de nuevo aquí, en una entrega mas de este, nuestro pequeño blog.

De nuevo he sido víctima de la apatía y la desidia, esta vez "solo" por 10 meses. Ha habido proyectos demasiado absorbentes en el trabajo y una extremadamente fuerte flojera al terminar el día que por el transcurso de estos diez meses, me ha impedido incluso, encender la computadora para des aburrirme. Me he sentido muy cansado y ahora llego tarde y no duermo temprano, sin embargo ha sucedido un evento que, aunque ciertamente es una mala situación, creo que le puedo sacar buen provecho. Creo que necesito vacaciones, ¡el invierno ya se ve venir!. u__u (en invierno las chicas usan mas ropa, pero el calor se va n__n)...

Realmente si hay muchas notas que quiero plasmar, como dije anteriormente, la cosa es echar a andar las cosas para que solitas vayan fluyendo.

El día de hoy creo que es muy importante tocar este tema, se que no tengo muchos lectores, pero considero que es de suma importancia. Por favor, si les es posible, compartan esta entrada a través de sus redes sociales. Ahora si, dejando a un lado las introducciones, vayámonos a la carnita...

Hoy, en un capítulo mas de...



Así es. Yo se que ustedes, amables lectores, me tienen en un gran concepto (OK, no, pero bueno), pero la verdad es que suelo tomar muy malas decisiones mucho mas seguido de lo que sería sano.

Sepan, que yo quisiera pensar de mi mismo como una persona inteligente, y pecando de vanidad, también quisiera pensar de mi mismo que soy alguien sabio y culto. Pero esos conceptos son muy remotos de mi verdadera situación. En realidad, soy una persona muy vanidosa, que disfruta en sobremanera presumir de lo poco que sabe, y sobre todo, de corregir a los que por algún motivo, son algo mas ignorantes de algún tema que yo mismo si manejo.

Estoy consiente de que eso me hace una persona bastante nefasta para algunos... o para muchos. Sin embargo (En tal vez otra mala decisión), poco me preocupan mis interacciones sociales. Como ven, todo un Cranky Kong (por lo cascarrabias y por lo simio que puedo llegar a ser).



Por otro lado, yo siempre he sido amigo de la idea de que todos podemos ser mejores, cada día un poco mejores que el día anterior; eso, por supuesto me incluye a mi mismo. Trato de evitar ser tan Cranky Kong, y tratar de no caer en las provocaciones de los demás, estoy muy consciente de que al conducir, o en diversas situaciones, la gente suele sacar sus mas bajos instintos, y pueden llegar a hacer grandes momentos de estupidez solo porque se metieron mal en un cambio de carril. Alguna vez leí o escuche unas sabias palabras que decían: "Nunca discutas con un idiota, porque requerirá que te bajes a su nivel, y una vez estando en su nivel, te destruirá, ya que seguramente tiene mucho mas tiempo que tu siendo un idiota, te ganará por pura experiencia".

Dados estos antecedentes procedo al episodio del día de hoy. Como algunos sabrán, desde hace muchos años los fines de semana ponía un puesto en el tianguis para vender lentes de sol, negocio que heredé de mi padre.

Pasaron muchas cosas, como mi intento por poner una tienda de manga y de juguetes importados de Japón, Convenciones de comic foraneas pero cerca, y el propio mercado. Eso me dejo sin posibilidad de hacer nada los fines de semana. Ya que poco a poco, asumí como una responsabilidad mas.

Supongo que fue mi falta de carisma la principal razón por la que el negocio de los lentes no prosperó, en realidad, por mejor que me pudo ir solo, nunca hice lo que rutinariamente sacaba mi papa en un día. Cuando descubrí ciertos malos manejos terminé de golpe la sociedad que tenía con un personaje, la cual era para el manejo de la mencionada tienda de comics.

Durante mucho tiempo, mi madre era quien iba a veces a resurtir lo que faltaba, pero ella solía elegir lo mas barato aunque se viera feo. En un momento dado, decidí tomar las riendas del negocio y yo hacer la inversión y a yo mismo ir a elegir los lentes que me parecían mas adecuados. Esto funciono unas 3 o 4 veces.

Hace aproximadamente un mes, me estaba planteando estos resultados durante la mañana... Pero eso hubiera pasado como normalmente pasa; sin embargo, durante la tarde llego esa mala decisión: Mientras levantaba mis cosas, para irme, pues alguien llego y puso unas bolsas llenas con verduras; justamente cuando me disponía a quitar la mesa. Como siempre es la gente; ni permiso, ni por favor... simplemente me aventó ahí sus cosas.

Mi primer mala reacción fue molestarme al respecto, ya que el enojo nubla el buen juicio y te impide pensar, pensar para poder medir las consecuencias de tus actos. Lo cual es importante en todo aspecto de la vida. Dada mi molestia, y alterado por ese enojo, tome la mala desición de empezar a jalar los manteles de mi mesa improvisada, en lugar de ponerme a hacer cualquier otra cosa. Al jalar los manteles, se vinieron las tablas con ellos (Tablas astilladas y gastadas, se engancharon con la tela), haciendo que mi leve demostración de molestia, se convirtiera en un desastre, ya que las bolsas se cayeron al suelo.

El sujeto, con toda razón, me reclamo que si no estaba viendo que ahí estaban sus cosas; no le conteste nada, pero cuando se puso violento; no me quede callado y le respondí a sus insultos con insultos de la misma intensidad; así pasó un buen rato. Entre los dires y diretes, una señora se estaba metiendo mas de lo normal (Ya sabrán, los demás ahí solo viendo si hay bronca). Sin embargo, la ignoré.

Los ánimos se caldearon demasiado, sin embargo para fortuna mía, el puesto se interponía entre los dos. Cuando llego a hacer ademanes de aventarse al frente, yo hacia de tomar un tubo de la mesa. Así paso un rato hasta que se fue, después, la señora encargada de esa plaza (Se les llaman "delegados"), prácticamente me corrió de ahí, con el pretexto (Con buena razón) de que el otro sujeto regresara, ya sea armado o con refuerzos.

En fin, ese día terminé y me fui, con la cierta certeza de que ya me habrían corrido de ahí; Al día siguiente me presente el domingo como si nada, falte como era de costumbre la siguiente semana y después, cuando ya tenía que ir, me tope conque al lamebolas en turno me impidió instalarme, pasándome el recado que para cualquier inconformidad, me presentara el día lunes en las oficinas de la organización (Del gremio del tianguis, donde se reúnen los "delegados" y esta otra señora que se metió mas de lo habitual, quien en realidad era la lidereza de este gremio en el municipio de Tlalnepantla. Una tal Doña Estela. (Y a lo mejor por eso ella intento que me detuviera, ya después fue cuando me cayó el veinte, porque en realidad solo sabía de su existencia, no la conocía); que estaban "para servirnos".

Ya tampoco fuí al domingo siguiente; ese Lunes, al yo dedicarme a otras actividades, fue mi Madre (Quien es en si la titular de nuestro lugar) a presentar la inconformidad; Habíamos revisado el reglamento esperando regresar y asi (aunque en realidad yo ya esperaba liberarme de cualquier forma de esto, como me había planteado ese día). Ahí sin dar oportunidad a nada, esta señora Estela simplemente me expulsó.

No voy a ahondar en que la "delegada" del lugar del sábado desde hace mucho nos tiene mala onda por diversas razones. Pero logró al fin su objetivo, sacarnos de ahí.

Esta vez, fue un caso donde, y disculpen la expresión que podría contaminar sus castos ojos amabrle lector, "cagadamente", el perder significo ganar para un servidor. Sin embargo, reflexionando la situación una y otra vez, las consecuencias pudieron ser bastante mas severas.

El tipo pudo ir armado, pudo simplemente abalanzarse contra mi y molerme a golpes (cosa que hubiera sido bastante sencilla, ya que yo en realidad no se tirar un golpe si no es usando un botón), pero eso el no lo sabía, y que bueno. Aún asi, pudo irse y volver con compañía, o con armas, a mi nadie me hubiera ayudado y posiblemente, de ser la persona equivocada, hoy no estaría escribiendo estas líneas. En el mundo hay muchos tipos de gente, gente que solo nos enojamos y hacemos un berrinche, pero hasta ahi, y gente que por nada, suelta plomo a la menor provocación (O solo por que fue una apuesta).

Así que la moraleja de esta historia es, que piensen antes de actuar, y ojala puedan aprender en cabeza ajena (la mía) a través de esta experiencia. Como dije, "Cagadamente" las cosas salieron mejor para mí por las circunstancias; pero de haber sucedido en mi trabajo de lunes a viernes (El de verdad), hubiera sido una situación muy poco favorable. Además tuve una suerte increíble de que el otro sujeto solo me agrediera verbalmente (Y que nos siguiéramos agrediendo de la misma manera), como dije, siendo la persona equivocada, podría no haber tenido la oportunidad de compartir estas lineas con ustedes.

La otra moraleja es que sean inteligentes, que no se rebajen a discutir con idiotas sobre idioteces; porque como dice el dicho, tienen que rebajarse a su nivel, y por pura experiencia, te derrotarán.

martes, 28 de febrero de 2017

Living Dead II o Regresando de la procastrinación

¡Saludos amables lectores! estamos de nuevo aquí, en una entrega mas de este, nuestro pequeño blog.

De nuevo he sido víctima de la apatía y la desidia, ¡por dos años y medio!. Ha habido proyectos importantes en el trabajo y una extremadamente fuerte flojera al terminar el día que por el transcurso de dos años u medio, me ha impedido incluso, encender la computadora para des aburrirme. Me he sentido algo cansado y ahora llego tarde y no duermo temprano, no veo como recuperar esa energía. Creo que necesito vacaciones, ¡el verano ya se ve venir!. u__u (Odio el calor del verano)...


Hay muchas notas que quiero plasmar, como dije anteriormente, la cosa es echar a andar las cosas para que solitas vayan fructificando, aunque ya ni quedar desempleado es palabra de honor, durante un mes he estado buscando como estar ocupado y actualizar muchas tareas de la casa....



El día de hoy, hablaremos sobre lo que hay dentro de la nostalgia videojugadora.


Y cómo no, aquí fusilandonos la propiedad intelectual de Paco Cuevas.
No se enoje, es parte de la nostalgia n___-